Relatos independientes

Como mensajes en una botella, irán apareciendo periódicamente relatos aislados de nuestros barberos. Serán inclasificables, únicos e irrepetibles.

En un café de París

La mirada que le lanzó Sartre fue de gran escepticismo. Jonathan no se percató, ya que estaba demasiado ocupado extendiendo folios sobre la mesa. Todos ellos tenían la misma inscripción en la parte superior: “LA GRAN NOVELA AMERICANA, por Jonathan Flynn”. Aparte del título no había nada más escrito…

leer más

La casa del diablo

Nota del traductor: Este texto es la traducción completa y original de un manuscrito inglés adquirido a un guía local en algún lugar entre el Sahel y la cuenca del río Congo en octubre de 2011. Las medidas espaciales se han convertido al sistema métrico decimal para...

leer más

El mosquito enamorado

Revoloteaba sin rumbo. Mejor dicho, revoloteaba en zigzag haciendo ochos en el aire. A veces el revoloteo eran ochos perfectos; otras veces dobles y triples ochos como si de un avión de caza de la Segunda Guerra Mundial se tratara. Su vuelo era lento, insisto que sin...

leer más

El corazón del poeta

José Asunción Silva fue el poeta más representativo del pueblo colombiano en el siglo XIX. Romántico y atormentado, fue víctima de los acontecimientos de su época y de sus propias desgracias y tribulaciones. En su obra puso palabras a sus sentimientos y emociones como nadie lo hizo antes. Enamorado de…

leer más

No preventivo

Desperté en medio de la oscuridad, tenía frío. Avancé a tientas hasta la cama contigua donde una figura familiar reposaba entre fuertes respiraciones. Era ella. Enseguida noté el calor que desprendía su cuerpo y me reconfortó. Me acurruqué entre sus axilas y palpé...

leer más

Iquitos

La ciudad de Iquitos sube y baja al son del Amazonas, durante medio año flota en sus aguas, durante el otro medio está varada en su orilla. Alrededor de ella, sólo agua y selva. Fue fundada por el afán evangelizador de los jesuitas a mediados del siglo XVIII; explotó

leer más

Prólogo a la cuarta edición

Hace veinte años decidí exiliarme dentro de mi propia ciudad. Empecé a deambular de pensión en pensión, sin amigos, sin familia, sin una mujer. La idea de morir solo no me preocupaba en absoluto, más bien al contrario. Pero la vida siempre te depara sorpresas…

leer más