Precisiones sobre las excavaciones arqueológicas en el Yacimiento: Tetuán-Estrecho en Uranio III. Investigación sobre el santuario arqueológico Europa-Pereda.

Los últimos datos aportados en las excavaciones evidencian que el punto de vista en que se encuentra el santuario constituye un hito geográfico de enorme interés y referencia física, como enclave limítrofe y confluencia de un amplio entorno, probable frontera divisoria tribal entre el reducto amurallado Azca regido por el Homo Financierus y las aguerridas tribus berberiscas tetuaníes, fieles exponentes de razas provenientes del Homo errabundus.

Nos encontramos ante un magnífico expositor estratificado que comparte restos del Hierro II Tardío-industrial, caracterizado por el Hombre-herramienta, con algunos destellos de materiales alumínicos y cromo-wanádicos, más ligeros, combinados con potenciadores lumínicos, propios del Homo electricus.

 

 

 

 

 

 

 

 

En otros estratos concomitantes, ya en Uranio I y II, aunque inmediatamente superiores, encontramos restos de mecánica de circuitos y de fluidos, más propios del Homo electronicus.

 

 

Es en pleno Uranio III donde se hallan, dispersas pero con una cierta capacidad de almacenamiento, máquinas independientes generadoras y transportadoras de información cifrada y/o encriptada (en formas básicas naturalmente, primitivos códigos binarios, …), diseños sin duda del Homo ciberneticus. Empero la verdadera diferencia entre Homo ciberneticus y el siguiente escalón en el Homo roboticus devendría de la inclusión corporal de elementos metálicos, circuitos y una alta tasa de radioactividad.

Con las nuevas técnicas de “resonancia magnética” y “audiometría psicofónica” nos ha sido posible hallar los objetos presentados y la captación de psicofonías residuales, aparentemente sin sentido, pues se mezclan histéricos gritos de ¡No Pasarán! O (¡No pacharán!) envueltos en rítmicos palmoteos humanoides, con extraños acordes musicales de proveniencia metálico-industrial o a lo sumo prehistórico-electrónicos, con estribillos al estilo de Die mench Machine, Expo-2000, Electric cafe, Radio-aktivitat, Pocket-calculator, Computer-love, Numbers, Transistor, Metropolis, Die-roboter, Trans-Europe-Express, etc.

 

Estos extraños sonidos se han visto amplificados por los objetos encontrados en las dependencias del santuario Pereda (se cree que anteriormente pudo ser un lugar de proyección para el disfrute ocular humano, llamado Cine Europa, con reuniones populosas y densas con algún objetivo común, probablemente de tipo político, o bien, algún rito religioso), aún en fase de investigación y de difícil determinación, dada la confusión de estratos superpuestos.

 

                                   

 

En este sentido, hemos podido recrear una posible adaptación “virtual” de lo que a nuestro juicio pudo ser el auténtico Homo roboticus en una posible actitud de interpretación musical, a partir de los fragmentos aparentemente inconexos.

 

Postdata: En cuantito te introducen en el tubo resonante ocurre eso que resuena, con unos ritmos frenéticos, imprevisibles, de un lado, de otro, de abajo, de arriba, circular, en espiral…y como es un rato se intenta (en el cerebelo claro) acompasar rítmicamente el ruido y aparecen hormigoneras que transformas en baterías, y sierras que son guitarras hendrixianas y temblores de sintetizador…..KRAFTWERK…..radioactividad.

¡Y no te muevas ! ¡eh! que te veo….

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      Viajer Bagdad